miércoles, 10 de octubre de 2012

SEXUALIDAD Y DIVERSIDAD FUNCIONAL


SEXUALIDAD Y DIVERSIDAD FUNCIONAL
María Álvarez Díaz. Graduada en Enfermería
Agente de Salud GALIA en Galicia

El derecho a ejercer una vida sexual plena en las personas con discapacidad fue un tema poco abierto a discusión por mucho tiempo. Y en la actualidad, los temas relacionados con la sexualidad de esta población siguen siendo controversiales. Por ejemplo, las cuestiones acerca de la esterilización, el derecho a tener relaciones sexuales y el derecho a tener hijos de las personas con discapacidad, están generalmente matizadas de una fuerte carga emocional, debido a las implicaciones sociales y afectivas que dichas cuestiones tienen tanto para las personas con discapacidad como para sus familias. Bien es verdad que en otros ámbitos y con otros colectivos sucede algo parecido, la diferencia es que en el caso de las personas con discapacidad intelectual, la única alternativa que se ofrece es el silencio. Así suele ocurrir en el ámbito de las familias, donde se suele hablar poco o nada sobre la sexualidad de estos chicos o chicas, y donde tampoco se habla, apenas nada, con ellos o ellas de este tema. Parece como si con ese silencio se quisiera proteger al niño o la niña. Como si las palabras pudieran despertar la sexualidad. Como si la invisibilidad o el silencio fueran una vacuna frente a los problemas.
Sin embargo la realidad es tozuda. Chicos y chicas con discapacidad también tienen su sexualidad. Casi siempre, tarde o temprano, habrá que afrontar el tema. Insistimos, el silencio nunca ha resuelto un problema, no parece por tanto que contribuya a trabajar en la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad, de sus familias y de su entorno más próximo. Tampoco parece que el silencio debiera ser la herramienta con la que atender, educar o prestar apoyos a la sexualidad de las personas con discapacidad. Por tanto será mejor ir preparándose, asumiendo la sexualidad del chico y de la chica con discapacidad, ir conociendo sobre sus peculiaridades y su desarrollo. Se trata de aprender a hablar del tema para que sepan que también en esto pueden contar con su familia. Por supuesto que las familias tampoco deberían estar rodeadas de silencio, que los profesionales deberían transmitirles información y criterios.
El objetivo de la educación sexual no es otro que ayudar a que los hombres y las mujeres se conozcan como hombres y como mujeres, se acepten como tal y aprendan a expresar su erótica de forma que se sientan y vivan con felicidad y satisfacción. Aprender a aceptarse. Sentir que mereces la pena, y eso se va logrando poco a poco. Desde que el niño o la niña es bebé. Cuando llora y le coges, cuando le acaricias, le besas, le achuchas. Cuando le estás demostrando que le quieres y le aceptas tal y como es. Todo esto es Educación Sexual aunque no se digan las palabras pene, vagina, embarazo, preservativo o masturbación. Y además sabemos que para ser feliz es mucho más importante saber que se te quiere, que aprender cuál es el papel del endometrio en la menstruación o el de la próstata en la fabricación del semen. Estos mensajes siguen siendo necesarios cuando pasan los años, cuando el bebé ya es un niño o niña, o más adelante: un chico o chica, un hombre o una mujer. Siempre es necesario saber que las personas que te importan, te quieren y te aceptan como eres.
Cuando se habla de personas con discapacidad, podemos poner el énfasis en la persona o en la discapacidad. En general, la visión existente mayoritariamente se fija más en la discapacidad que en la persona. Así nos centramos en las limitaciones, en las dificultades y no en la potencialidad ni en las posibilidades. Detrás de todas estas concepciones que influyen en entender que no es necesario abordar la educación sexual con las personas con discapacidad psíquica se esconde una visión que remarca, subraya y enfatiza la DISCAPACIDAD como elemento esencial y definitorio de estas personas. No se plantean que es lo que podemos hacer, que pueden hacer para ser felices sino que nos fijamos en lo que no pueden hacer.
• Privan a las personas con discapacidad psíquica de voluntad, de capacidad de decisión y con ello los cosifican. Así no se plantea que puedan tener relaciones sexuales consentidas, deseadas y satisfactorias; si no que se les etiqueta de víctimas de abusos ya que son personas que no saben decir que no... pero ¿pensamos que pueden decir que sí?
• Se les etiqueta como sujetos a proteger, y ello despierta todos los instintos de protección, de cuidado y cercena el desarrollo de la autonomía y la independencia. Llegamos a protegerlos en todo, los abusos sexuales, evitar conductas eróticas por miedo al embarazo... pero incluso no queremos que se enamoren porque se ilusionan y luego vienen las frustraciones... los queremos proteger tanto que los protegemos de la propia vida, ¿quién no ha tenido un desengaño amoroso?
¿Nuestro afán de protección no estará generando e incrementando sus propias limitaciones?
Es evidente que el camino sólo ha comenzado, que se requieren cambios en la percepción social de las PERSONAS con discapacidad intelectual para lograr que tengan un desarrollo adecuado de su sexualidad.
Las personas con discapacidad intelectual tienen grandes dificultades para poder establecer relaciones de pareja debido a varios elementos, como las dificultades para acceder a lugares donde se suelen establecer esas relaciones habitualmente. En muchas ocasiones, su vida se limita al contexto familiar y acudir a algún centro especial; y cuando se encuentran en contextos más amplios están vigilados de forma estrecha y no se da la posibilidad de establecer relaciones con otras personas. Las personas con discapacidad disponen de menos oportunidades de relación social normalizada y, si además pretendemos mantenerles desinformadas sobre cuestiones afectivas y sexuales, estaremos, no solo negando un derecho que les es inherente (como al resto de las personas), sino que además les estaremos limitando como personas a la par que contribuiremos a incrementar (en sentido opuesto al que a veces creemos) su vulnerabilidad ante los posibles riesgos que puedan encontrarse.
Consecuentemente, es fundamental desarrollar programas en esta línea, pero programas EFICACES que, planificados desde un enfoque positivo de la sexualidad, contribuyan y apoyen al desarrollo óptimo de la dimensión afectivo-sexual de las personas con discapacidad. Estos programas deben considerar no solo a las propias personas con discapacidad, sino a los profesionales que trabajan con ellos y a sus familias (quienes, frecuentemente, pueden estar limitando el desarrollo de sus hijos con actitudes sobreprotectoras). Asimismo, estas intervenciones deben estar sometidas a evaluación constante, a fin de valorar su eficacia y contribuir procesualmente a su mejora.

PLANIFICACION FAMILIAR
En muchas ocasiones detrás del miedo que muestran las familias a la sexualidad de las personas con discapacidad intelectual está otro miedo, el miedo a un embarazo no deseado o a una ITS. Si conseguimos identificar este miedo hemos dado un paso esencial para poder lograr en
algún momento que la persona con discapacidad intelectual pueda disfrutar de su sexualidad; ya que existen mecanismos para evitar que se produzcan estas situaciones, no siendo por tanto ya una excusa para evitar que la persona con discapacidad intelectual pueda disfrutar de su sexualidad. Hemos dicho en numerosas ocasiones que es fundamental planificar intervenciones educativas que partan del conocimiento de la persona en concreto, de sus limitaciones y de sus potencialidades, y tener claro que nunca encontraremos dos personas iguales.

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS
Métodos de barrera
• Preservativo masculino Junto con el preservativo femenino son los únicos métodos que sirven para prevenir la transmisión de infecciones de transmisión sexual. Su uso es recomendable para personas con discapacidad intelectual con importante autonomía y que mantengan relaciones sexuales esporádicas. Se debería enseñar un uso adecuado del mismo, descomponiendo la conducta en las tareas simples. Para el aprendizaje se pueden utilizar objetos creados al efecto para su colocación.
• Preservativo femenino. Las personas alérgicas al látex podrían utilizar este preservativo al ser de otro material. Su utilización es ligeramente más compleja, y quizás no es un método muy utilizado en el ámbito de la discapacidad intelectual.
• Diafragma por su complejidad no resulta un método anticonceptivo muy apropiado en el ámbito de la discapacidad intelectual.
Métodos químicos
• Espermicidas y óvulos vaginales Su uso es combinado con otros métodos, por ejemplo el diafragma siendo la utilización de este último la que marca su escasa utilización en el ámbito de la discapacidad.
• Dispositivo Intrauterino. Es un método que se suele indicar más a mujeres que han tenido ya algún embarazo. No protege de infecciones de transmisión sexual. Debido a la complejidad de su uso (tanto por la colocación y retirada) como por sus características no suele ser un método demasiado usado en el ámbito que nos trata.
Métodos hormonales
• Anticonceptivo hormonal oral. Problemas derivados de posibles olvidos, también problemas derivados de la absorción si se han producido vómitos. Existen problemas secundarios que dependen de la concentración hormonal existente en cada preparado, los más actuales tienen cada vez una menor concentración permitiendo reducir los efectos secundarios. Por todo ello puede no ser el método ideal en el ámbito de la discapacidad intelectual.
• Anillo vaginal Su forma de introducción es similar al tampón, preservativo femenino o diafragma. No especialmente utilizado en el ámbito de la discapacidad intelectual, quizás su cobertura mensual favorece que pueda ser utilizado en este ámbito pero la forma de utilización puede dificultar su uso por las mujeres con discapacidad intelectual.
• Parche anticonceptivo. La principal ventaja es su facilidad de uso. Por esta razón y por la eficacia podría ser usado en el mundo de la discapacidad intelectual.
• Implante hormonal. Debido a la gran duración de la protección puede constituir un método anticonceptivo alternativo en el mundo de la discapacidad intelectual.
• Inyección de progestágeno. Por la facilidad de uso y la gran duración de la protección puede ser un método de interés en el ámbito en el que estamos trabajando.
Métodos quirúrgicos
• Vasectomía No protege, evidentemente, de las infecciones de transmisión sexual. Es muy eficaz como método anticonceptivo. Por la alta eficacia y por la irreversibilidad suele ser un método muy utilizado en el medio en que nos encontramos.
• Ligadura tubárica. El éxito de esta intervención oscila entre el 50 y el 80%. Suele ser un método muy utilizado en el ámbito en que nos encontramos.
• Dispositivos intratubáricos. La eficacia es similar a los otros procedimientos, alrededor del 99.8%.

MATERIAL AUDIOVISUAL QUE RECOMIENDO:
Nacional 7: Largometraje francés de 1999, dirigido y coescrito por Jean-Pierre Sinapi. Narra la
historia real de cómo afronta la dirección de una residencia de discapacitados la petición del protagonista, René -quien posee una gran discapacidad física que le impide tener autonomía física para realizar las actividades básicas de la vida diaria-, de querer mantener relaciones sexuales con una prostituta. Así pues, René, de carácter conflictivo habitualmente, genera una gran polémica en todas las personas que giran en torno suyo (dirección; cuidadores/as; el psicólogo; el hombre que se encarga del “mantenimiento” del centro; y, sus compañeros/as).
Almas con sexo. A lo largo de 2003, Televisión Española (TVE) celebraba el Año Europeo de las Personas con discapacidad, emitiendo una serie de programas relacionados con el mundo de la discapacidad. Así, el programa de reportajes de investigación “Documentos TV”, de La 2, nos mostraba el Documental titulado “Almas con sexo” donde se nos revelan las diferencias sociales existentes entre Dinamarca y España a través del tema específico de la sexualidad de las personas con discapacidad. “Almas con sexo” es un documento de gran interés, y muy necesario, para profundizar en la realidad de la vida sexual de muchas personas con discapacidad (a quienes tradicionalmente se les ha negado el acceso a las relaciones sexuales), especialmente porque, en esta ocasión, conocemos dicha realidad, posibilidades y dificultades, a través de los propios testimonios de mujeres y hombres con distintas discapacidades que participan en el documental.
Canción Tal como eres. Es una canción del LP Zapatillas que El Canto del Loco lanzó en el 2005. Algunos sitios en la red afirman que es una canción dedicada al hermano con síndrome de Down de uno de los componentes de la banda. http://www.youtube.com/watch?v=4YQuMgIDHNU

Quiero finalizar esta aportación con la siguiente cita:
Estamos cansados de ser etiquetados como ‘retrasados mentales’. Somos humanos antes que ser personas con discapacidad”.
Mía Farah, Líbano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada